Lunes, 03 Marzo 2014 15:04

Historia de los aretes

Son elementos imprescindibles e importantes que no deben faltar en el armario de una mujer, pues además de finalizar el arreglo, dirigen las miradas hacia ellos, con lo que se puede disimular otros detalles que no convengan. Ten en cuenta que según la historia, usar aretes significa poder autoridad y tu nivel cultural, por esta razón considera mucho a la hora que adquieras un par de aretes. Aunque no lo creas cada uno de los artículos que las personas nos ponemos como adorno personal y más los aretes, definen nuestra personalidad y cultura.

A través de la historia de los pueblos haremos una cuasi historia de los aretes, y si te interesa podrás tomar en cuenta los consejos que te daré para la correcta elección y uso de ellos en estos tiempos tan modernos.

En épocas bastante antiguas en pueblos como Grecia, Arabia, Egipto y algunos anglosajones, los aretes eran usados exclusivamente por los hombres. Se sabe por ejemplo que en Grecia La adquisición de la arete como ellos lo denominaban era el eje de la educación del joven griego a fin de convertirse en un ciudadano.

El poeta griego Homero usaba el concepto de arete para definir la excelencia humana y la superioridad de los seres excelsos como los dioses así como el valor y la rapidez de los caballos nobles, por esa razón si se usaba arete este era de valor; de oro, plata, con diamante, esmeraldas y otras piedras preciosas. En esas épocas no era costumbre que el hombre común y corriente use arete, si se era esclavo pero de origen noble se le dejaba usar sólo uno lo que significaba que no estaba completo.

En el Asia Occidental alrededor del año 3.000 a.C, pueblos como los indios, persas, babilonios, hebreos, germanos, árabes y galos, los usaban como talismán tanto hombres como mujeres. llevarlos se consideraba la mejor forma de alejar enfermedades e influencias maléficas y atraer la buena suerte. Los aretes consistían en piedras y plantas, hasta figuras que representaban dioses y animales, vegetales u otros objetos. El uso de los aretes fue generalizado mundialmente.

En las excavaciones realizadas por arqueólogos en; Egipto, Roma, Grecia, Europa, Asia y América, se han encontrado vestigios de aretes de todas clases. Los preincas e incas sudamericanos, así como los aztecas usaban aretes de oro con piedras de jade, esmeraldas y turquesas.

En el renacimiento la moda de usar un arete se extendió por toda Europa y los piratas se ponían dos aretes como una característica que los identificaba.

A partir del los siglos XVII; XVIII Y XIX el uso de los aretes en los hombres casi se extinguieron pues había otras prioridades. Sin embargo ya en el siglo XX retornó su uso con bastante profusión y predominaron los aretes con una especie de clips, para prensarlos en la oreja sin necesidad de hacer los dolorosos agujeros. A fines de dicho siglo y a inicios de este, la costumbre de hacer agujeritos en los lóbulos de las recién nacidas se ha vuelto muy común y para alivio de las personas los métodos para perforar han mejorado tanto, que el proceso es barato y además indoloro. Cabe aclarar que a finales del siglo XX y en la actualidad el uso de los aretes es indistinto tanto para hombres como para mujeres y se lleva en las dos orejas. La moda se ha extendido tanto que la clase social no interesa, la raza menos, así como la edad o el sexo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML.

Todos los derechos reservados. Diseñado por Nettic